genuine chrome hearts canada goose vinterjackor dam canada goose parka black friday windows 7 64 bit activation product key windows 8 enter product key later find out your windows 7 product key

Proscritos La Revista - El teatro vanguardista
Teatro vanguardista, Martín Narcés,teatro,Ramón Gómez de la Serna
 
principal | equipo | contacto | números anteriores | proscritos.com


CRÍTICA DE LIBROS
RARA AVIS
RAREZAS DE ESCRITOR
CERVANTES INGENIO
TEXTOS DRAMÁTICOS
CRÍTICA
RECOMENDACIONES PROSCRITAS
LIBRO
ENLACES
VANGUARDIAS EN ESPAÑA
VANGUARDIA EN TEATRO
VANGUARDIA EN CINE


Descargar 1er capítulo del libro "Seduciendo a dios"

El blog de Proscritos

 

MONOGRÁFICO > VANGUARDIA EN TEATRO

El teatro vanguardista
por Martín Narcés

OTRAS NOTAS ...
Teatro de banguardia

El teatro ha sido, es y será el hermano pobre de la literatura. Siempre, al menos en España, va a la zaga de la poesía y la prosa. Durante la época vanguardista esto no cambió mucho. Sin embargo, en España se hizo un interesante teatro de vanguardia que no tiene nada que envidiar al que en la misma época se estaba haciendo en Francia o Alemania.

En primer lugar hay que destacar a Ramón Gómez de la Serna. Ramón es en sí mismo una vanguardia, el ramonismo, por lo que es difícil adscribirlo a una determinada corriente. En cuanto a sus textos dramáticos, ya desde su teatro de juventud, recogido bajo el nombre de Teatro muerto, Ramón se saltó las convenciones dramáticas y realizó propuestas ciertamente arriesgadas. Su gran obra teatral, plenamente vanguardista, es no obstante Los medios seres, pieza en cuya representación los actores aparecían maquillados con la mitad de la cara en color blanco y la mitad en color negro. Por otro lado es importante señalar que los autores españoles que se dedicaron al oficio del vanguardismo –es decir, los que prácticamente sólo hicieron obra vanguardista–, del mismo modo que practicaron prosa y poesía, se introdujeron en el teatro. Además hubo autores que en un determinado momento recurrieron a fórmulas de vanguardia aunque posteriormente abandonaran el barco. Algunos son conocidos sólo por los iniciados: José Bergamín o Claudio de la Torre. Otros son conocidos por todos: Federico García Lorca y Enrique Jardiel Poncela.

Lorca se entregó al vanguardismo en las dos obras que comprenden su denominado teatro imposible, imposible por irrepresentable y poco comprensible, pero no por ello menos dramático y valioso. El público es una insondable pieza metateatral que rompe las leyes de la lógica espectacular. Así que pasen cinco años, más accesible, acude al tema muy querido por Lorca del paso del tiempo con audacia formal.

Enrique Jardiel Poncela podrá parecer a algunos un autor comercial, pero esta impresión es totalmente equivocada. Jardiel se ganaba al público con la risa, pero en realidad estaba metiendo con calzador al espectador burgués un teatro que le superaba. La vanguardia está en muchas de sus obras, incluso en Eloísa está debajo de un almendro, de 1940, pero quizá en mayor medida en Usted tiene ojos de mujer fatal, texto en el que uno de sus temas fundamentales es la exhibición de los elementos que marcaban aquellos años vanguardistas: el sport, el automóvil, la mujer moderna, etc. El tema de la vanguardia teatral en España no se agota aquí, pero estos autores y estos títulos son un buen punto de partida. No tuvieron relevancia en nuestros escenarios, pero han quedado como testimonio de que aquí hubo buena vanguardia, tan buena como en el resto de Europa.

OTRAS NOTAS ...
Teatro de banguardia